La globalización terminará por desinflarse.